jueves, 14 de junio de 2018

FORMACIÓN SOBRE DERECHO AL HÁBITAT, DERECHO A LA CIUDAD Y SOSTENIBILIDAD

Durante el 2017, desde Arquitectura Sin Fronteras, hemos realizado diferentes ciclos formativos, con el objetivo de apoyar en la capacitación de líderes comunitarios que puedan acompañar al vecindario, de manera informada y consciente, en el proceso en el que está inmersa la Cañada.

Para ello, se diseñó una formación de tres módulos de temática específica, cuyo eje vertebral fue aprender a interrelacionar las realidades físicas, culturales, políticas, jurídicas y económicas, subyacentes a la cuestión del hábitat,  a través de un enfoque global que evitase visiones sesgadas e individualistas.

En total asistieron a las formaciones 163 personas, de las cuales en torno al 43% fueron mujeres, frente al 57% de hombres. Aunque debemos mejorar estos datos, dentro de nuestro convencimiento de avanzar hacia la igualdad de género, lo valoramos como un dato positivo, y se tendrán en cuenta para futuras formaciones aspectos a mejorar para aumentar la participación de ellas, como por ejemplo los horarios.

En el primer módulo formativo, se abordó desde el punto de vista jurídico y urbano, la  situación actual de la Cañada Real. Además, se pusieron en común otros procesos urbanos de regularización de viviendas construidas en barrios no planificados. Con todo ello, se posibilitó que los/as participantes generasen un argumentario propio y fundamentado, desde el punto de vista jurídico, para participar de forma activa en el análisis y valoración de las propuestas que elaboran las administraciones para la Cañada.



En el segundo módulo formativo, tratamos la temática de la gestión participativa como un elemento
fundamental para el mejoramiento del hábitat, poniendo en valor los derechos de la ciudadanía, así
como aspectos de la vida productiva, reproductiva y comunitaria. Se pusieron en común y a debate,
criterios de calidad urbana y de sostenibilidad, junto con herramientas para el análisis de los mismos.
En esta formación, participó en diferentes sesiones, población menor de edad, vecindario adulto, y
equipos técnicos que trabajan en la Cañada Real. La participación de infancia y adolescencia en
estos procesos, lo consideramos fundamental, ya que son y deben ser sujetos activos en la
construcción social, y por lo tanto de su barrio.



En el módulo tercero, abordamos la temática de los espacios públicos, su uso y gestión, poniendo el
énfasis en la responsabilidad colectiva de la gestión de estos espacios y en la búsqueda de fórmulas
adaptadas al espacio y a la diversidad de la comunidad. Especialmente en Cañada, ya que su
situación jurídica actual supone una carencia de recursos y de mantenimiento por parte de las
administraciones públicas.



La valoración general de los ciclos formativos ha sido muy positiva, tanto por parte del equipo de formación de ASF, como por parte del vecindario y de los equipos técnicos que han participado. Desde todas las partes involucradas, se han considerado como especialmente útiles y necesarias para poder participar de forma activa, consciente e informada, en el proceso de cambio en el que se encuentra el barrio.


lunes, 28 de mayo de 2018

El vecindario soñó un parque para su barrio, y así lo diseñó y construyó


Dentro del proyecto “Gestión Participativa del Hábitat en Cañada Real Sectores 1 a 5 de Vicálvaro” durante el 2017, se pusieron en marcha una serie de Acciones de Reactivación Urbana (ARU), entendidas como experiencias piloto que sirvieron de referencia y de estímulo para el proceso de transformación en el que la Cañada se encuentra, y que buscaban reforzar el aprendizaje colectivo.
Durante el desarrollo de la “Cartografía Social Participada” realizada por el equipo de ASF durante el año 2016, se detectó un espacio en el sector 5, como prioritario para intervenir y punto potencial para generar actividad urbana
Siguiendo lo recogido en la “Cartografía Social Participada” la propuesta consistía en “impulsar la autonomía de la comunidad infantil con espacios propios dentro de Cañada”. Dentro de este objetivo general, nos planteamos algunas metas más concretas, como favorecer la movilidad peatonal, generar sombras y aprovechar las ya existentes, diseñar de forma participada el parque desde un enfoque inclusivo y diverso, y la construcción y mantenimiento colaborativo del mismo.
La puesta en marcha de esta Acción de Reactivación Urbana, tuvo varias fases:
FASE 1 _ PUESTA EN COMÚN DE LA CARTOGRAFÍA SOCIAL PARTICIPADA
Pusimos en común con el vecindario el trabajo realizado en 2016 sobre “Cartografía Social Participada” e hicimos de forma conjunta una propuesta de intervención.
FASE 2_DISEÑO COLECTIVO DEL ESPACIO COMUNITARIO
Consistió en el diseño participado e inclusivo del parque. Para ello, en primer lugar se recogió a través de encuestas en el barrio,  opiniones y sentires sobre el espacio, así como necesidades concretas a tener en cuenta y primeras propuestas de intervención.
A partir del análisis de estos datos obtenidos, nos pusimos manos a la obra en el diseño del parque. Para ello, teniendo en cuenta el presupuesto, priorizamos los elementos en base a necesidades particulares y colectivas. Definimos de manera conjunta los elementos espaciales y la ubicación de éstos en la parcela, tomando conciencia de los distintos usos que en ella se dan.

 



FASE 3 _ CONSTRUCCIÓN DEL PARQUE
Para la realización de la “obra gruesa” se hizo un proceso de contratación entre la población del  entorno local que tenía experiencia previa en trabajos de construcción. Tres personas se encargaron así, con la supervisión de ASF de la limpieza de escombros de la parcela, de la construcción de la acera y el bordillo, de consolidar el banco y cuadro de luz, la cimentación, las estructuras de los juegos infantiles y de la pérgola.






De forma colaborativa junto con el vecindario, terminamos de construir la acera, un camino, los elementos de juego infantiles, bancos de madera y de materiales reciclados, y también se plantaron algunos árboles.
Además, pintamos un mural en el parque, con la colaboración del artista Miguel Vida.
Organizamos  unas jornadas de sensibilización medioambiental con infancia en la parcela, en la que se decidió de forma conjunta el nombre del mismo y unas normas de convivencia, que quedaron reflejados en una serie de carteles que elaboraron y colocaron ellos/as mismas, en su parque.

Y así de bien lo pasamos






jueves, 10 de mayo de 2018

Mejora de la señalización en Cañada

En 2017 ASF desarrolló el proyecto “Gestión Participativa del Hábitat en Cañada Real Sectores 1 a 5 de Vicálvaro”. Este proyecto, implementó una serie de Acciones de Regeneración Urbana (ARU), consistentes en mejorar de forma colaborativa el barrio así como en generar procesos de aprendizaje colectivo, identificando, pensando soluciones y construyendo en común.

Estas  acciones, partían de una serie de diagnósticos participados desarrollados en el 2016, en los que se identificaron las carencias y dificultades percibidas por el vecindario. Entre las dificultades que indicaron, se encontraron las derivadas de la ausencia de una señalización adecuada en toda la Cañada. Esta carencia a resolver también estaba situada en la agenda de las Administraciones y las diversas entidades que trabajan en Cañada. Aunque era una problemática común a todos los sectores, las condiciones de cada uno eran diversas y así las posibilidades de intervención.

De esta forma, se puso en marcha la Acción de Reactivación Urbana en torno a la problemática de la señalización en Cañada, que constó de dos fases:

FASE 1 _ IDENTIFICACIÓN PARTICIPADA DE NECESIDAD DE SEÑALIZACIÓN
En esta fase, se pretendía que el vecindario identificase, por un lado, las referencias espaciales que existen en el imaginario individual y colectivo a la hora de ubicar lugares en la Cañada, y por otro, las necesidades existentes respecto a la mejora de la señalización.
Para ello se llevaron a cabo dos sesiones. En la primera,  se compartieron de forma escrita, dibujada y oral, ubicaciones de sus casas. Del análisis de estas descripciones, brotaron una serie de problemáticas derivadas de la falta de señalización en la Cañada, como por ejemplo la dificultad de los servicios de emergencia de localizar los lugares donde se les requiere, entre otros.


En la segunda sesión, se realizó un mapa colectivo en el que el vecindario aportó relatos o hechos ubicándolos en la cartografía, mediante dibujos, iconos, pegatinas o escritos. Esta dinámica nos permitió ubicar espacios de referencia para la comunidad así como espacios donde faltan referencias o señalización y en ocasiones pueden suponer situaciones de peligro.

FASE 2 _ EJECUCIÓN

         Gracias a las sesiones previas, se priorizó y definió de forma consensuada con los agentes participantes en la Cañada, las acciones a ejecutar para mejorar la señalización en el barrio y las herramientas para ubicarnos en el espacio. De esta forma se decidió incluir señalética en los cruces entre los sectores 3 y 4 y entre los sectores 2 y 3. Además también se consideró adecuado colocar planimetría con puntos de referencia, en los paneles informativos de cada sector.
         En colaboración con el vecindario, se pintaron las señalizaciones de los sectores en los cruces:



                En colaboración con vecindario y entidades que participan en Cañada, se elaboró la planimetría con puntos de referencia y se colocó  en los paneles informativos de cada sector.

                 El pintado de las paredes identificando los sectores así como la colocación de planimetría en los paneles informativos, facilita la orientación a personas que no viven en el barrio, y es valorada muy positivamente por el vecindario al facilitar la ubicación a servicios de emergencia o de correos, entre otros. 
               La falta de señalización es una problemática destacable en Cañada y la voluntad política es impresdindible para dar solución a la misma.  Una parada de la ruta escolar segura, pasos de peatones, regulación del tráfico  y otros, son asuntos que desbordan las posibilidades de intervención desde la comunidad de forma aislada. 


martes, 20 de marzo de 2018

Oferta de trabajo ASF: vacante de personal técnico social para proyecto en la Cañada Real, Madrid

CONVOCATORIA PARA TÉCNICO/A SOCIAL

PUESTO:

Vacante para personal Técnico Social con experiencia en participación para el proyecto ““Gestión Participativa del Hábitat en Cañada Real, Sectores 1 a 5 del distrito de Vicálvaro. Fase II 2018”. Madrid.

Número de vacantes: 1

PROYECTO:

Arquitectura Sin Fronteras lleva desde el año 2011 acompañando a la población de la Cañada Real en la búsqueda de soluciones urbanísticas, habitacionales y sociales que les permitan salir de la situación de vulnerabilidad y precariedad en la que vive. En este contexto ASF colabora desde 2016 con el Ayuntamiento de Madrid mediantes convenios anuales; para 2018 se está ejecutando el proyecto:

"Gestión Participativa del Hábitat en Cañada Real, Sectores 1 a 5 del distrito de Vicálvaro, Madrid. Fase II”.


PROCESO DE SELECCIÓN:

Fecha límite de inscripción: 25 de marzo de 2018
Las personas interesadas deberán enviar su currículum vitae y una carta de motivación a: madrid.tecnico@asfes.org

Las personas con currículum preseleccionado serán convocadas a una entrevista personal.

viernes, 16 de marzo de 2018

Trabajamos sobre nuestro barrio: Una cañada para tod@s


En el marco del proyecto Gestión Participativa del Hábitat 2017 y 2018, realizamos diversas formaciones en materia de Gestión y Producción del Hábitat. Estas formaciones se realizaron con menores de edad, entidades, vecinas y vecinos, en este artículo nos centraremos en aquellas realizadas con las menores de edad.




Objetivos
  •  Aumentar el conocimiento de la población sobre derechos ciudadanos fundamentales y la interpretación del entorno desde una perspectiva integral que ponga en valor la vida productiva, reproductiva y comunitaria.
  •  Interiorizar criterios de calidad urbana para la toma de conciencia de la realidad urbanística de la Cañada Real.
  • Conocer los indicadores que permitan la transformación de un barrio sostenible.
  • Sensibilizar sobre la responsabilidad colectiva de gestión y búsqueda de fórmulas adecuadas y adaptadas a las circunstancias del espacio y de las personas que participan en él.
  • Tomar conciencia de la importancia del mantenimiento para la sostenibilidad de los espacios, conociendo otras experiencias de gestión colectiva en Madrid.


¿Con quién trabajamos?

Trabajamos conjuntamente con Fundación Secretariado Gitano y el equipo de infancia que desarrolla su trabajo a través de apoyo escolar y gestión de ocio y tiempo libre, con menores en edades comprendidas entre los 5 y los 12 años, distribuidas en cuatro grupos, durante los meses de diciembre de 2017 y febrero de 2018.

¿Qué hicimos?

Primera sesión

Como primer contacto con el derecho a la ciudad, decidimos trabajar sobre el espacio público, realizamos una dinámica en la que entre todas y todos hablábamos sobre los elementos que contiene la calle.
Entre los elementos propuestos estaban: personas, aceras, carretera, pasos de peatones, semáforos, bancos, farolas, árboles, fuente, pájaro, gato, perro, bici, coche, señales de tráfico…
A partir de esos elementos conformamos una calle o dos calles, construyéndolas siendo ellas mismas los elementos.
Una vez conformada una de ellas era una vía andante y tenía que transitar por la misma, reflexionando sobre si los elementos estaban bien colocados y eran seguros, facilitando la movilidad y accesibilidad o dificultándolas.
En numerosas ocasiones cuando se construyen las ciudades no se piensa en que las personas tenemos diversidades funcionales que afectan a nuestra movilidad y accesibilidad en la ciudad y en concreto en el espacio público. Para tener en cuenta la diversidad realizamos un ejercicio en el que tenían que pasar por esas calles personas diferentes.
Tuvimos en cuenta diversidades visuales y motoras, con su práctica experimentaron las dificultades o imposibilidades de autonomía en la movilidad y accesibilidad, ya que la calle construida no había tenido en cuenta esa diversidad. Con estas experiencias volvimos a reconstruir la calle.

Segunda sesión




Durante la segunda sesión realizamos un paseo participativo por la Cañada Real en la que ellas iban realizando fotos a los elementos que les gustaban y a aquellos que no, reflexionando en el camino de por qué nos gustaba o no, y qué alternativas podíamos hacer para aquellos espacios que no nos gustaban. También realizaron fotos de espacios en los que necesitábamos elementos nuevos. Trabajando en el diagnóstico de nuestra ciudad y nuestro entorno urbano, detectando que necesitaríamos y que no.

Tercera sesión

En la tercera y última sesión nos tocó trabajar sobre la producción del hábitat, utilizamos para ello las fotografías impresas que habían realizado en la segunda sesión, y colocando papel vegetal por encima dibujando lo que queremos que permanezca, cambiando lo que no queremos que esté y añadiendo los elementos que considerarán que debían estar en el espacio.

¿Qué resultó del trabajo?

Fue un trabajo muy enriquecedor, mediante el cual comprobamos como las más pequeñas son capaces de ponerse en el lugar de otras personas y pensar en un urbanismo para todas que sea inclusivo y que permita autonomía en nuestro transitar y ocupar los espacios públicos.
Para ellas fue una experiencia poder expresar y poder modificar sobre papel su propio entorno, siendo las protagonistas y las expertas en diagnosticar y proponer, produciendo y gestionando su hábitat.

2017






2018






miércoles, 7 de marzo de 2018

El urbanismo cuando es materia de y para mujeres

Este jueves 8 de marzo se celebra el día de la Mujer Trabajadora. Es un año especial porque se ha convocado una huelga general de mujeres. Queríamos aprovechar  para reflexionar sobre nuestro trabajo en urbanismo como mujeres y con mujeres.

En nuestras vidas nos atraviesan desigualdades de género al igual que a las mujeres y niñas con las que trabajamos. El desarrollo local no está exento y creemos que es importante señalarlo, para poder trabajar con perspectivas de género. 

Parte de nuestro trabajo desde 2016 ha sido realizar acciones de mejora barrial en espacios públicos. En nuestro trabajo nos hemos encontrado con diferentes dificultades:
  • Uso mayoritario del espacio público por parte de los hombres.
  • Uso incompatible entre hombres y mujeres en espacios públicos en algunas culturas.
  • Participación mayoritaria de hombres en asambleas o reuniones de toma de decisión. 
  • Atribución de mayor profesionalidad a hombres que a mujeres.
  • Poner en cuestión las decisiones técnicas de mujeres en materia de urbanismo por parte de varones sin conocimientos técnicos.
  • Falta de dinámicas de cuidados en los equipos de trabajo.
Estas dificultades no son dificultades que se den por ser un territorio en específico en el que trabajamos, creemos que son dificultades que nos encontraríamos en cualquier otro lugar por eso queremos compartir nuestras reflexiones.



Ser mujer en una profesión asignada por el patriarcado a los hombres y trabajar con mujeres en toma de decisiones.

Uso mayoritario del espacio público por parte de los hombres

El espacio público es un lugar asignado históricamente a los hombres, relegando el espacio privado para las mujeres. Como urbanistas con perspectiva de género conocemos esto y somos conscientes de que las ciudades se construyen pensando en los hombres, y cómo, si pensamos en espacios públicos con las mujeres podemos cambiar estos usos.

Tener en cuenta que esto ocurre, es necesario para ser conscientes de que si queremos participación de las mujeres necesitamos generar dinámicas específicas con ellas.

Uso incompatible entre hombres y mujeres en espacios públicos en algunas culturas

En algunas culturas la tradición marca que los espacios públicos deben ser segregados por género. En ocasiones esta situación nos genera contradicciones porque son tradiciones patriarcales y nos atraviesan, pero tratamos de tener una perspectiva evitando prejuicios culturales. De la misma manera nos hemos encontrado con la situación de que si permaneces ajena a estas dinámicas acabas construyendo espacios "mixtos" que son siempre excluyentes, porque no vienen las mujeres. Es imprescindible reflexionar con ellas sobre cómo tendrían que ser esos espacios, para que pudieran estar ellas, o ver qué posibilidades se dan para que puedan adueñarse de ellos. 

Participación mayoritaria de hombres en asambleas o reuniones de toma de decisión 

Los espacios de relación de toma de decisiones son copados por hombres y la participación política es mayoritaria en hombres. Forman parte de esos espacios públicos asignados a los hombres, en los que las mujeres hemos estado excluidas durante mucho tiempo. Además es importante resaltar las cargas familiares, la participación de las mujeres muchas veces depende de las cargas familiares con las que nos encontramos.

Atribución de mayor profesionalidad a hombres que a mujeres. Poner en cuestión las decisiones técnicas de mujeres en materia de urbanismo frente a personas sin conocimientos técnicos

Cuando las mujeres del equipo dan directrices o aportes técnicos, en aquello que son expertas, nos hemos encontrado con respuestas de hombres que ponen esto en cuestión, en diferentes ocasiones han sido hombres que no tenían conocimientos técnicos. En algunas otras ocasiones nos hemos encontrado con que ante un criterio diferente, no tenían un debate con nosotras, si no que pasaban a discutir comentarlo con hombres del equipo, buscando validar lo que opinaran. Esto no les ocurre a nuestros compañeros.

En numerosas ocasiones se nos cuestiona como profesionales en materia de urbanismo. Se nos percibe como polizontes en un barco en el que nadie nos ha invitado a participar.

Falta de dinámicas de cuidados en los equipos de trabajo

En nuestro caminar como equipo de trabajo hemos ido teniendo en cuenta las necesidades de cuidados que también tienen que tener los equipos profesionales, en los que poder compartir impresiones y cargas de trabajo con las que nos hemos encontrado e incluso dificultades y tratar de resolverlas de manera colectiva. 

¿Qué hemos hecho para cambiar estas situaciones?

Posición secundaria los hombres del equipo a las mujeres del mismo

Cuando hemos vivido situaciones en las que a las compañeras se nos ha puesto en cuestión, y se ha utilizado a nuestros compañeros para ello, estos han reaccionado dando un paso atrás, reforzando nuestro papel como expertas en la materia, rompiendo la dinámica de puesta en cuestión por el hecho de ser mujeres, en una materia que se "asigna a los hombres".

Nos hemos apoyado entre nosotras reforzando que la toma de decisiones técnicas nos corresponden. 

Y también hemos trabajado esas situaciones, reflexionado sobre ellas en diferentes momentos cuando nos ha ocurrido. Creemos que es importante dar respuestas a dinámicas patriarcales aprendidas y visibilizarlas.

Asambleas y reuniones no mixtas para mujeres

La participación de las mujeres en la toma de decisiones sobre los espacios públicos para nosotras es imprescindible. Es uno de nuestros grandes retos y nos planteamos como objetivo transversal la importancia de la participación de las mujeres para crear una ciudad para ellas y desde ellas.

Estos espacios se han creado por diferentes motivos, uno ha sido facilitar a personas que no participan en espacios mixtos pudieran hacerlo, creemos que es importante pensar y tener en cuenta las diferentes sensibilidades y sobre todo a aquellas personas que puedan encontrarse en situaciones de menor participación en el espacio público, de asociacionismo y político. Por otro lado en estos espacios se crean sinergias especiales en las cuales no es necesario explicar porqué muchas zonas del espacio público son hostiles con las mujeres. Partiendo de esas vivencias colectivas hemos podido decidir la realización de ciertas actividades que han generado gran beneficio en la comunidad.
Valoramos enormemente su aportación, porque son personas que piensan en la comunidad y en las necesidades colectivas y de las personas en mayor situación de vulnerabilidad antes que en su propia realidad.

Además estas reuniones o asambleas se han programado atendiendo a las diversas cargas familiares que tienen para facilitar su asistencia. 

Cuidados

En diferentes ocasiones hemos mantenido asambleas de cuidados. Valoramos como equipo que no siempre los hemos realizado, y que en cualquier caso han sido menos de los que necesitábamos. Y esto se ha debido a que no lo hemos priorizado, este año es uno de nuestros retos, mantener estos espacios de manera periódica.

La importancia de reflexionar sobre estos temas

Para nosotras tener en cuenta a las mujeres y niñas en nuestra participación en la construcción del barrio no puede pasar a un segundo plano. Queremos construir ciudades para todas, ciudades inclusivas y diversas. Por ello trabajamos con las necesidades específicas que puedan manifestar. 

Además no olvidamos en ningún momento que el patriarcado nos afecta a todas y atraviesa todos los espacios, incluido a nosotras como urbanistas y en nuestro propio equipo de trabajo. 

martes, 27 de febrero de 2018

Pacto Regional para la Cañada Real


Imagen sacada de diario.madrid.es 

En 2017 se dieron pasos en búsqueda de una solución sostenible para la Cañada Real, desde Arquitectura Sin Fronteras participamos en algunos de los órganos junto a Asociaciones Vecinales y otras Entidades.

¿Qué es el Pacto Regional por la Cañada Real?

El Pacto Regional por la Cañada Real, fue aprobado, en 2017, por todas las administraciones con alguna responsabilidad en la búsqueda de dar una solución sostenible al asentamiento. A través de este Pacto se asume por parte de las administraciones públicas una serie de compromisos para alcanzar dicho objetivo.

¿Cuáles son algunos de esos compromisos?

Entre estos compromisos se encuentra la formación de unos órganos colegiados con distintas responsabilidades y funciones. Aquí os trataremos de resumir la composición de estos órganos ya constituidos, los temas específicos que en ellos se trabaja, así como en cuales de estos participa Arquitectura Sin Fronteras.

Composición de los órganos creados a partir del Pacto Regional.



El órgano de participación es la Asamblea de la Cañada Real. En ésta tienen representación las administraciones públicas, grupos políticos, entidades sociales y asociaciones vecinales. Esta asamblea, que se reúne al menos trimestralmente, puede elevar propuestas a las respectivas comisiones de trabajo del comité ejecutivo.

Dentro de la Asamblea hay constituidas tres mesas sectoriales: mesa social, mesa de seguridad y mesa técnico-urbanística, para tratar de sus respectivos ámbitos de trabajo. ASF está presente como entidad en la Asamblea y en la mesa social. En la mesa de seguridad y  la mesa de técnico-urbanística solamente hay una persona respectivamente representando a todas las entidades.

El órgano que adopta las decisiones es el Comité Ejecutivo de la Cañada Real Galiana. Éste se constituye únicamente por representantes de la administración de los Ayuntamientos afectados, la Comunidad de Madrid y la Delegación del Gobierno.

En su seno desarrollarán sus funciones tres comisiones de trabajo: comisión social, comisión urbanística y comisión de seguridad. Estas comisiones elevarán propuestas al comité ejecutivo. Asimismo, estudiarán, deliberarán y podrán someter a su elevación como propuesta aquellas peticiones que provengan de las Mesas Sectoriales.

Tanto el Comité Ejecutivo, como las comisiones de trabajo estarán presididas por el Comisionado del Gobierno de la Comunidad de Madrid para la Cañada Real Galiana.



En materia urbanística, de cara a buscar la solución más favorable para el interés general en los sectores del 2 al 5 (los sectores 1 y 6 tienen dentro del pacto las líneas de actuación ya marcadas), se han creado tres ponencias técnicas con participación de técnicos de la Comunidad de Madrid, de los ayuntamientos afectados y de las entidades sociales y de los representantes de las asociaciones vecinales: una Ponencia Urbanística/Medioambiental para el estudio de las afecciones y estudio de las propuestas vecinales, en la que ASF  está a propuesta de las asociaciones vecinales; una Ponencia Jurídica que estudie la posibilidad de la legalización de las viviendas, de la usucapión, expropiaciones y demás actuaciones legales a realizar, en la que ASF  está también a propuesta de las asociaciones vecinales; y una Ponencia Económica, que estudie la viabilidad económica de las propuestas.

Por último, el órgano encargado de fiscalizar el Pacto Regional, de evaluar las propuestas de las Ponencias Técnicas y estudiar las iniciativas de modificación de la Ley 2/2011 de la Cañada Real es la Comisión de Seguimiento del Pacto Regional, compuesto por el Comisionado de la Comunidad de Madrid, un representante de cada uno de los grupos políticos con representación de la Asamblea de Madrid y un representante de cada Ayuntamiento afectado.



jueves, 18 de enero de 2018

FIESTA DE INAUGURACIÓN DOMINGO 21 DE ENERO DE 12.00 A 16.0

FIESTA DE INAUGURACIÓN DEL ESPACIO COMUNITARIO EMBELLECIDO                      EN LAS JORNADAS CAÑADA 2050

El domingo 21 de enero de 12.00 a 16.00 realizaremos la fiesta de inauguración del espacio comunitario embellecido durante las Jornadas Cañada 2050. Queremos realizar una invitación colectiva a acudir a dicha inauguración.

Desde el pasado domingo 14 desde Arquitectura Sin Fronteras estamos llevando a cabo la realización de las Jornadas Cañada 2050.



¿Por qué Cañada 2050?
Las Jornadas se denominan Cañada 2050, con este nombre pretendemos visualizar un horizonte temporal común, en el que podamos proyectar nuestros sueños de cómo nos gustaría que fuera la Cañada Real si estuviéramos en 2050. A raíz de pensar en esos sueños que nos sitúan dentro de muchos años, comenzamos esta semana ese trabajo interviniendo en un espacio público en el Sector 5.

¿Con quién contamos?
Para la realización y trabajo sobre esos sueños, contamos con la presencia de Miguel Vida, que es un artista urbano madrileño residente en la favela de Babilônia de Rio de Janeiro. Miguel tiene experiencia en trabajar de forma comunitaria y especialmente con las más pequeñas y pequeños del lugar, pudiendo ver parte de su trabajo en @vidaonelove y en @escolinhadearteurbana



¿Qué estamos haciendo?
Con la implicación de vecinas y vecinos y personas voluntarias que acuden al lugar, se está llevando a cabo la creación de un mural colectivo, sobre todo a través de la participación de las más pequeñas y pequeños, que demandan una Cañada llena de colores. Trabajando sobre el embellecimiento del espacio y la creación de mobiliario urbano con elementos destinados al descanso y el encuentro.

¿Qué pretendemos?
Seguir generando espacios comunitarios que aumenten la cohesión y generen espacios para el encuentro y la convivencia en la Cañada. Y al mismo tiempo favorecer la capacidad de autogestión y organización vecinal.

El domingo 14 comenzamos trabajando con el objetivos de ir generando un mural colectivo que se realiza capa a capa, un mural que pretendemos que pueda contar historias que han ocurrido en el lugar, trabajar en elementos de mobiliario urbano que nos sirvan para tener lugares bonitos en los que sentarnos y realizar otras actividades colectivas.










A lo largo de esta semana hemos continuado trabajando en ese impulso que dimos el domingo 14, y hoy jueves 18 continuamos estaremos hasta las 16.00, ¡no dudéis en pasaros!









El próximo domingo 21 inauguramos el espacio, será una fiesta de inauguración abierta a la participación, que pretende ser un espacio de encuentro, será de 12.00 a 16.00 en el Sector 5 de la Cañada Real a la altura del número 30.


Para más información escríbenos a gtcanadareal@asfes.org