martes, 16 de octubre de 2018

Taller de construcción PISTA DE SKATE nómada en el SECTOR 5 de Cañada



Desde el GT Cañada Real os invitamos a participar en una de nuestras actuaciones dentro del espacio público en Cañada. Entre tod@s construiremos una pista de skate móvil en la parcela de “La Casita”, espacio vecinal del Sector 5

Desde el miércoles 24 al viernes 26 de octubre se desarrollarán unas jornadas de autoconstrucción de diferentes elementos con carácter “nómada”.

Tras la semana de trabajo colectivo, el domingo 28 lo celebraremos, inaugurando la pista, con talleres de graffiti y skate para la población infantil por la mañana, y con exhibiciones, dinamización musical y conciertos para todo tipo de público por la tarde.

Dicho queda: si quieres formar parte del evento, pasar junt@s un día de celebración y
participar de esta exhibición ¡Apunta la fecha!

¡Y por supuesto, ven las jornadas de autoconstrucción en las que trabajaremos en colectivo al ritmo de la música! ¿Te apuntas?

Es un taller abierto a todas las personas que quieran participar, vivan o no en Cañada.
Habrá agua y comida para todas las participantes en las jornadas de construcción.
Tenemos una carpa grande para cubrirnos en caso de que llueva.

+info: urbanismo.canada@asfes.org

¿Cómo llegar?
<M> Rivas Urbanizaciones
Autobuses interurbanos con salida desde Conde de Casal: 334, 333.

martes, 3 de julio de 2018

La infancia y adolescencia construyen su barrio

Para fomentar la participación de la población infantil y adolescente de Cañada en la mejora de su
entorno inmediato, se están desarrollando, dentro del proyecto en desarrollo “Gestión Participativa
del Hábitat en Cañada Real Sectores 1 a 5 de Vicálvaro”, una serie de talleres con niñas, niños y
adolescentes, enfocados a trabajar algunos aspectos sobre derecho a la ciudad.  
Hemos utilizado una metodología lúdica y creativa, y a través de técnicas grupales, hemos puesto en
valor la reflexión crítica sobre la autonomía de movimiento en los entornos que habitamos y sobre la
situación del hábitat en el que se vive, sus problemáticas, potencialidades y propuestas constructivas
de cambio.
En lo que concierne a materia de urbanismo y planificación de la ciudad, las niñas, niños y
adolescentes no suelen ser grupos tenidos en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre los entornos
que habitan, y por lo general, sus voces (y sus necesidades) no son escuchadas a la hora de imaginar
la ciudad. Encontramos que se les considera como las futuras personas adultas que participarán y
habitarán los núcleos urbanos y sin embargo son, a tiempo presente, un colectivo diverso que tiene
mucho que decir, porque se enfrenta día a día a las múltiples barreras de ciudades que no están
pensadas ni diseñadas por y para ellas.
Desde Arquitectura Sin Fronteras, entendemos a la infancia y adolescencia como sujetos activos en la
construcción y transformación social, y así de los barrios en que vivimos.
En las primeras sesiones, los grupos identificaron espacios que no les gustaban dando un paseo por la
Cañada y fotografiándolos, para después, de forma colectiva e individual, repensar cómo podrían ser
esos espacios para responder a sus necesidades y deseos.
Y estos son algunos ejemplos de cómo transformaron su barrio sobre el papel:






En las siguientes sesiones, crearon una pequeña
historia de forma colectiva a través de
representaciones escénicas, basándose en las
problemáticas y soluciones que habían identificado
en las sesiones previas.
Además, cada grupo construyó una maqueta
conjunta, como representación en miniatura del
escenario donde transcurría su historia.








Finalmente, grabaron de forma dramatizada la historia creada, un radio-cuento creado e interpretado por el
propio grupo. ¡Estamos deseando compartir los radio-cuentos de los cuatro grupos!
!Disponibles próximamente!





jueves, 14 de junio de 2018

FORMACIÓN SOBRE DERECHO AL HÁBITAT, DERECHO A LA CIUDAD Y SOSTENIBILIDAD

Durante el 2017, desde Arquitectura Sin Fronteras, hemos realizado diferentes ciclos formativos, con el objetivo de apoyar en la capacitación de líderes comunitarios que puedan acompañar al vecindario, de manera informada y consciente, en el proceso en el que está inmersa la Cañada.

Para ello, se diseñó una formación de tres módulos de temática específica, cuyo eje vertebral fue aprender a interrelacionar las realidades físicas, culturales, políticas, jurídicas y económicas, subyacentes a la cuestión del hábitat,  a través de un enfoque global que evitase visiones sesgadas e individualistas.

En total asistieron a las formaciones 163 personas, de las cuales en torno al 43% fueron mujeres, frente al 57% de hombres. Aunque debemos mejorar estos datos, dentro de nuestro convencimiento de avanzar hacia la igualdad de género, lo valoramos como un dato positivo, y se tendrán en cuenta para futuras formaciones aspectos a mejorar para aumentar la participación de ellas, como por ejemplo los horarios.

En el primer módulo formativo, se abordó desde el punto de vista jurídico y urbano, la  situación actual de la Cañada Real. Además, se pusieron en común otros procesos urbanos de regularización de viviendas construidas en barrios no planificados. Con todo ello, se posibilitó que los/as participantes generasen un argumentario propio y fundamentado, desde el punto de vista jurídico, para participar de forma activa en el análisis y valoración de las propuestas que elaboran las administraciones para la Cañada.



En el segundo módulo formativo, tratamos la temática de la gestión participativa como un elemento
fundamental para el mejoramiento del hábitat, poniendo en valor los derechos de la ciudadanía, así
como aspectos de la vida productiva, reproductiva y comunitaria. Se pusieron en común y a debate,
criterios de calidad urbana y de sostenibilidad, junto con herramientas para el análisis de los mismos.
En esta formación, participó en diferentes sesiones, población menor de edad, vecindario adulto, y
equipos técnicos que trabajan en la Cañada Real. La participación de infancia y adolescencia en
estos procesos, lo consideramos fundamental, ya que son y deben ser sujetos activos en la
construcción social, y por lo tanto de su barrio.



En el módulo tercero, abordamos la temática de los espacios públicos, su uso y gestión, poniendo el
énfasis en la responsabilidad colectiva de la gestión de estos espacios y en la búsqueda de fórmulas
adaptadas al espacio y a la diversidad de la comunidad. Especialmente en Cañada, ya que su
situación jurídica actual supone una carencia de recursos y de mantenimiento por parte de las
administraciones públicas.



La valoración general de los ciclos formativos ha sido muy positiva, tanto por parte del equipo de formación de ASF, como por parte del vecindario y de los equipos técnicos que han participado. Desde todas las partes involucradas, se han considerado como especialmente útiles y necesarias para poder participar de forma activa, consciente e informada, en el proceso de cambio en el que se encuentra el barrio.


lunes, 28 de mayo de 2018

El vecindario soñó un parque para su barrio, y así lo diseñó y construyó


Dentro del proyecto “Gestión Participativa del Hábitat en Cañada Real Sectores 1 a 5 de Vicálvaro” durante el 2017, se pusieron en marcha una serie de Acciones de Reactivación Urbana (ARU), entendidas como experiencias piloto que sirvieron de referencia y de estímulo para el proceso de transformación en el que la Cañada se encuentra, y que buscaban reforzar el aprendizaje colectivo.
Durante el desarrollo de la “Cartografía Social Participada” realizada por el equipo de ASF durante el año 2016, se detectó un espacio en el sector 5, como prioritario para intervenir y punto potencial para generar actividad urbana
Siguiendo lo recogido en la “Cartografía Social Participada” la propuesta consistía en “impulsar la autonomía de la comunidad infantil con espacios propios dentro de Cañada”. Dentro de este objetivo general, nos planteamos algunas metas más concretas, como favorecer la movilidad peatonal, generar sombras y aprovechar las ya existentes, diseñar de forma participada el parque desde un enfoque inclusivo y diverso, y la construcción y mantenimiento colaborativo del mismo.
La puesta en marcha de esta Acción de Reactivación Urbana, tuvo varias fases:
FASE 1 _ PUESTA EN COMÚN DE LA CARTOGRAFÍA SOCIAL PARTICIPADA
Pusimos en común con el vecindario el trabajo realizado en 2016 sobre “Cartografía Social Participada” e hicimos de forma conjunta una propuesta de intervención.
FASE 2_DISEÑO COLECTIVO DEL ESPACIO COMUNITARIO
Consistió en el diseño participado e inclusivo del parque. Para ello, en primer lugar se recogió a través de encuestas en el barrio,  opiniones y sentires sobre el espacio, así como necesidades concretas a tener en cuenta y primeras propuestas de intervención.
A partir del análisis de estos datos obtenidos, nos pusimos manos a la obra en el diseño del parque. Para ello, teniendo en cuenta el presupuesto, priorizamos los elementos en base a necesidades particulares y colectivas. Definimos de manera conjunta los elementos espaciales y la ubicación de éstos en la parcela, tomando conciencia de los distintos usos que en ella se dan.

 



FASE 3 _ CONSTRUCCIÓN DEL PARQUE
Para la realización de la “obra gruesa” se hizo un proceso de contratación entre la población del  entorno local que tenía experiencia previa en trabajos de construcción. Tres personas se encargaron así, con la supervisión de ASF de la limpieza de escombros de la parcela, de la construcción de la acera y el bordillo, de consolidar el banco y cuadro de luz, la cimentación, las estructuras de los juegos infantiles y de la pérgola.






De forma colaborativa junto con el vecindario, terminamos de construir la acera, un camino, los elementos de juego infantiles, bancos de madera y de materiales reciclados, y también se plantaron algunos árboles.
Además, pintamos un mural en el parque, con la colaboración del artista Miguel Vida.
Organizamos  unas jornadas de sensibilización medioambiental con infancia en la parcela, en la que se decidió de forma conjunta el nombre del mismo y unas normas de convivencia, que quedaron reflejados en una serie de carteles que elaboraron y colocaron ellos/as mismas, en su parque.

Y así de bien lo pasamos






jueves, 10 de mayo de 2018

Mejora de la señalización en Cañada

En 2017 ASF desarrolló el proyecto “Gestión Participativa del Hábitat en Cañada Real Sectores 1 a 5 de Vicálvaro”. Este proyecto, implementó una serie de Acciones de Regeneración Urbana (ARU), consistentes en mejorar de forma colaborativa el barrio así como en generar procesos de aprendizaje colectivo, identificando, pensando soluciones y construyendo en común.

Estas  acciones, partían de una serie de diagnósticos participados desarrollados en el 2016, en los que se identificaron las carencias y dificultades percibidas por el vecindario. Entre las dificultades que indicaron, se encontraron las derivadas de la ausencia de una señalización adecuada en toda la Cañada. Esta carencia a resolver también estaba situada en la agenda de las Administraciones y las diversas entidades que trabajan en Cañada. Aunque era una problemática común a todos los sectores, las condiciones de cada uno eran diversas y así las posibilidades de intervención.

De esta forma, se puso en marcha la Acción de Reactivación Urbana en torno a la problemática de la señalización en Cañada, que constó de dos fases:

FASE 1 _ IDENTIFICACIÓN PARTICIPADA DE NECESIDAD DE SEÑALIZACIÓN
En esta fase, se pretendía que el vecindario identificase, por un lado, las referencias espaciales que existen en el imaginario individual y colectivo a la hora de ubicar lugares en la Cañada, y por otro, las necesidades existentes respecto a la mejora de la señalización.
Para ello se llevaron a cabo dos sesiones. En la primera,  se compartieron de forma escrita, dibujada y oral, ubicaciones de sus casas. Del análisis de estas descripciones, brotaron una serie de problemáticas derivadas de la falta de señalización en la Cañada, como por ejemplo la dificultad de los servicios de emergencia de localizar los lugares donde se les requiere, entre otros.


En la segunda sesión, se realizó un mapa colectivo en el que el vecindario aportó relatos o hechos ubicándolos en la cartografía, mediante dibujos, iconos, pegatinas o escritos. Esta dinámica nos permitió ubicar espacios de referencia para la comunidad así como espacios donde faltan referencias o señalización y en ocasiones pueden suponer situaciones de peligro.

FASE 2 _ EJECUCIÓN

         Gracias a las sesiones previas, se priorizó y definió de forma consensuada con los agentes participantes en la Cañada, las acciones a ejecutar para mejorar la señalización en el barrio y las herramientas para ubicarnos en el espacio. De esta forma se decidió incluir señalética en los cruces entre los sectores 3 y 4 y entre los sectores 2 y 3. Además también se consideró adecuado colocar planimetría con puntos de referencia, en los paneles informativos de cada sector.
         En colaboración con el vecindario, se pintaron las señalizaciones de los sectores en los cruces:



                En colaboración con vecindario y entidades que participan en Cañada, se elaboró la planimetría con puntos de referencia y se colocó  en los paneles informativos de cada sector.

                 El pintado de las paredes identificando los sectores así como la colocación de planimetría en los paneles informativos, facilita la orientación a personas que no viven en el barrio, y es valorada muy positivamente por el vecindario al facilitar la ubicación a servicios de emergencia o de correos, entre otros. 
               La falta de señalización es una problemática destacable en Cañada y la voluntad política es impresdindible para dar solución a la misma.  Una parada de la ruta escolar segura, pasos de peatones, regulación del tráfico  y otros, son asuntos que desbordan las posibilidades de intervención desde la comunidad de forma aislada. 


martes, 20 de marzo de 2018

Oferta de trabajo ASF: vacante de personal técnico social para proyecto en la Cañada Real, Madrid

CONVOCATORIA PARA TÉCNICO/A SOCIAL

PUESTO:

Vacante para personal Técnico Social con experiencia en participación para el proyecto ““Gestión Participativa del Hábitat en Cañada Real, Sectores 1 a 5 del distrito de Vicálvaro. Fase II 2018”. Madrid.

Número de vacantes: 1

PROYECTO:

Arquitectura Sin Fronteras lleva desde el año 2011 acompañando a la población de la Cañada Real en la búsqueda de soluciones urbanísticas, habitacionales y sociales que les permitan salir de la situación de vulnerabilidad y precariedad en la que vive. En este contexto ASF colabora desde 2016 con el Ayuntamiento de Madrid mediantes convenios anuales; para 2018 se está ejecutando el proyecto:

"Gestión Participativa del Hábitat en Cañada Real, Sectores 1 a 5 del distrito de Vicálvaro, Madrid. Fase II”.


PROCESO DE SELECCIÓN:

Fecha límite de inscripción: 25 de marzo de 2018
Las personas interesadas deberán enviar su currículum vitae y una carta de motivación a: madrid.tecnico@asfes.org

Las personas con currículum preseleccionado serán convocadas a una entrevista personal.

viernes, 16 de marzo de 2018

Trabajamos sobre nuestro barrio: Una cañada para tod@s


En el marco del proyecto Gestión Participativa del Hábitat 2017 y 2018, realizamos diversas formaciones en materia de Gestión y Producción del Hábitat. Estas formaciones se realizaron con menores de edad, entidades, vecinas y vecinos, en este artículo nos centraremos en aquellas realizadas con las menores de edad.




Objetivos
  •  Aumentar el conocimiento de la población sobre derechos ciudadanos fundamentales y la interpretación del entorno desde una perspectiva integral que ponga en valor la vida productiva, reproductiva y comunitaria.
  •  Interiorizar criterios de calidad urbana para la toma de conciencia de la realidad urbanística de la Cañada Real.
  • Conocer los indicadores que permitan la transformación de un barrio sostenible.
  • Sensibilizar sobre la responsabilidad colectiva de gestión y búsqueda de fórmulas adecuadas y adaptadas a las circunstancias del espacio y de las personas que participan en él.
  • Tomar conciencia de la importancia del mantenimiento para la sostenibilidad de los espacios, conociendo otras experiencias de gestión colectiva en Madrid.


¿Con quién trabajamos?

Trabajamos conjuntamente con Fundación Secretariado Gitano y el equipo de infancia que desarrolla su trabajo a través de apoyo escolar y gestión de ocio y tiempo libre, con menores en edades comprendidas entre los 5 y los 12 años, distribuidas en cuatro grupos, durante los meses de diciembre de 2017 y febrero de 2018.

¿Qué hicimos?

Primera sesión

Como primer contacto con el derecho a la ciudad, decidimos trabajar sobre el espacio público, realizamos una dinámica en la que entre todas y todos hablábamos sobre los elementos que contiene la calle.
Entre los elementos propuestos estaban: personas, aceras, carretera, pasos de peatones, semáforos, bancos, farolas, árboles, fuente, pájaro, gato, perro, bici, coche, señales de tráfico…
A partir de esos elementos conformamos una calle o dos calles, construyéndolas siendo ellas mismas los elementos.
Una vez conformada una de ellas era una vía andante y tenía que transitar por la misma, reflexionando sobre si los elementos estaban bien colocados y eran seguros, facilitando la movilidad y accesibilidad o dificultándolas.
En numerosas ocasiones cuando se construyen las ciudades no se piensa en que las personas tenemos diversidades funcionales que afectan a nuestra movilidad y accesibilidad en la ciudad y en concreto en el espacio público. Para tener en cuenta la diversidad realizamos un ejercicio en el que tenían que pasar por esas calles personas diferentes.
Tuvimos en cuenta diversidades visuales y motoras, con su práctica experimentaron las dificultades o imposibilidades de autonomía en la movilidad y accesibilidad, ya que la calle construida no había tenido en cuenta esa diversidad. Con estas experiencias volvimos a reconstruir la calle.

Segunda sesión




Durante la segunda sesión realizamos un paseo participativo por la Cañada Real en la que ellas iban realizando fotos a los elementos que les gustaban y a aquellos que no, reflexionando en el camino de por qué nos gustaba o no, y qué alternativas podíamos hacer para aquellos espacios que no nos gustaban. También realizaron fotos de espacios en los que necesitábamos elementos nuevos. Trabajando en el diagnóstico de nuestra ciudad y nuestro entorno urbano, detectando que necesitaríamos y que no.

Tercera sesión

En la tercera y última sesión nos tocó trabajar sobre la producción del hábitat, utilizamos para ello las fotografías impresas que habían realizado en la segunda sesión, y colocando papel vegetal por encima dibujando lo que queremos que permanezca, cambiando lo que no queremos que esté y añadiendo los elementos que considerarán que debían estar en el espacio.

¿Qué resultó del trabajo?

Fue un trabajo muy enriquecedor, mediante el cual comprobamos como las más pequeñas son capaces de ponerse en el lugar de otras personas y pensar en un urbanismo para todas que sea inclusivo y que permita autonomía en nuestro transitar y ocupar los espacios públicos.
Para ellas fue una experiencia poder expresar y poder modificar sobre papel su propio entorno, siendo las protagonistas y las expertas en diagnosticar y proponer, produciendo y gestionando su hábitat.

2017






2018